Archivo para Alma

Embellecimiento del alma.

Posted in Inspiración, Reflexiones with tags on 12 abril, 2012 by zoe749

Hoy día encuentras en las revistas, en los programas de televisión, en la red, cualquier cantidad de dietas; las hay de todo tipo, para lo más y menos atrevidos. También en los mismos medios, encontramos miles de aparatos, muy sofisticados y costosos por cierto, para ejercitar en casa y ni hablar de los productos dietéticos que existen en el mercado, edulcorantes, sobres de proteínas, hasta la salsa de soya, la consigues light.  Es toda una cultura del embellecimiento corporal, muy costosa por demás. Sí, y hay gente que lo logra, logran unos cuerpos esculturales, hermosos, cuerpos bastante costosos por cierto.

Hay toda una angustia colectiva, debido a la cultura del Embellecimiento Corporal donde no podemos dejar por fuera a la cirugía estética. Hoy día se nace de una forma y se muere de otra, venimos a este mundo con ciertas y determinadas características físicas y nos vamos para el otro, algunos, muy diferentes. Vivimos en la cultura del bisturí, de los millones y millones de  Bolívares  que gastan las personas para “verse mejor” o lo que es lo mismo, según “los criterios actuales”.

Actualmente tu hija de 15 años no te pide de regalo, su fiesta de las 15 primaveras, o un móvil, o un ordenador, no, te pide la intervención para hacerse los senos o pecho,  y si se puede hacer la de glúteos, o sea, el combo completo, pues mucho mejor.

Esto,  para el que le gusta y se siente mejor, no está mal. Yo diría que estoy de acuerdo con una dieta balanceada, comer bien, frutas, vegetales etc, caminar, respirar aire puro, relajarte y para el que le gusta el yoga, pues mucho mejor.

Pero me pregunto, es solo tu Embellecimiento Corporal externo lo que cuenta?, dónde queda El Embellecimiento del Alma, el crecimiento como persona, como ser humano, como ser pensante, dónde queda tu crecimiento espiritual. Pareciera que la consigna es dedicarle todo el tiempo al ego personal y muy difícil resulta destinarle tiempo a la sana reflexión, a encontrarte contigo mismo y lo que es más utópico aún, con tus semejantes, donde quizás esté el dios que todos buscamos, seguramente está allí, en ti, en mi, en nosotros y por estar tan distraídos en lo externo, no nos encontramos, no lo encontramos.

Pienso que sería bueno encontrar un sano equilibrio, nutrir, cuidar y ejercitar bien el cuerpo, pero no descuidar el espíritu, el alma.

No hacerlo sería,  según mi criterio, descuidar quizás una de las  razones por las que recorremos este camino. Sin duda, debemos nutrir el alma, conocernos internamente y como la quieta larva, cuando nos llegue el momento  abandonar nuestro  cuerpo para comenzar a volar como una bella mariposa, hacia donde cada uno según su creencia piense que va.

ZOE