Archivos para educación abierta

Como en botica.

Posted in Inspiración, Reflexiones with tags , on 2 abril, 2012 by zoe749

Que bueno  sería que en las farmacias nos vendieran la esperanza, el coraje, la felicidad, la libertad, la fortaleza, la paz, la confianza, el amor, la paciencia, el entendimiento, la fe.

O que fuéramos a un self-service, y pudiéramos tomar las cantidades deseadas.  No obstante, pienso que quizás cuando las tuviéramos, si así fuera, quizás no le daríamos tanto valor como cuando a nosotros llegan, quizás porque cada uno de estos valores o sentimientos  tienen  su opuesto, aun cuando conforman una unidad.

Y  cuando los hemos tenido, bien sea en su lado positivo o negativo, hemos sentido lo bueno o malo de tal valor o sentimiento, por ejemplo; si he vivido la infelicidad a través de cualquier experiencia, cuando goce de la felicidad o de momentos de felicidad, podré valorar y disfrutar más de ella. Asimismo, cuando me invada la desconfianza o pierda la confianza en alguien,  cuando logre recobrarla, sentiré tal agrado, que sabré agradecer al cielo ese tesoro.

Por otro lado,  tal paso, por esas distintas emociones me ayudará a comprender mis distintos rostros, saber reconocerme en ellos, saber que soy yo, que así soy. Saber reconocer mi rostro cuando me enojo, cuando estoy alegre, cuando estoy llena de ira, de rabia, cuando siento coraje, cuando siento dolor. Todos esos rostros “soy yo” y nadie mas es responsable de ellos. Quizás el hecho de sentirlos, de familiarizarme con ellos, me haga mas propietaria, que pagar un precio por ellos.

Somos en esencia, emociones, sentimientos en constante encuentro y reencuentro con nuestro propio yo, nuestros sentidos, nuestro entorno, nuestra alma y el universo. El tener contacto con ellos, manejarlos, reconocerlos y no ocultarlos, nos dará esa paz, esa confianza y esa esperanza que no se adquiere en botica.

ZOE

Llueve por dentro.

Posted in Inspiración, Reflexiones with tags , on 28 marzo, 2012 by zoe749

En esta sociedad los adultos cuando lloramos, lo hacemos en nuestro cuarto o debajo de la ducha.

Compartimos nuestro dolor con las paredes, con la cama, con las almohadas, con las sabanas, ellas quedan empapadas de dolor, ellas saben que tenemos que levantarnos temprano, muy temprano por la mañana y tratar de desdibujar de nuestro rostro, las confidencias de la noche anterior, las confesiones compartidas en cuatro paredes, con ellas precisamente, con las paredes, con las ventanas, con el techo y hasta con el suelo de la habitación.

Allí quedan las  lágrimas de anoche, allí las  preguntas y los por qué, allí entero se vacían mil sentimientos.

Pero debes levantarte, lavar tu rostro y continuar, porque ante los demás no se acostumbra demostrar lo que realmente se siente, así que todo debe seguir, aunque siga lloviendo por dentro.

ZOE

De las cosas que no nos enseñan, abriendo ventanas….

Posted in Reflexiones with tags on 20 enero, 2012 by zoe749

Cuando observo a un niño pequeño, de meses de nacido, no puedo evitar imaginarmelo como una hoja en blanco, como algo puro, como una página de un libro cuyo escritor no ha comenzado a escribir todavía, un libro cuyas páginas aun están por escribirse. Para mi es algo puro, que está abierto, que es amplio, que nadie ha influenciado, que no sabe de costumbres impuestas, ni de cosas buenas o malas, ni de deber ser o no. A esa hoja en blanco pienso que hay que llenarla de libertad, de música, de poesía, de color. Al formarse en el vientre materno, la naturaleza dota al cerebro humano, de dos hemisferios interdependientes. En la educación tradicional de la mayoría de los países, se estimula solo al hemisferio izquierdo, haciendo hincapié, en la lectura, la lingüística, la historia, las matemáticas, es decir la educación formal, esto a veces produce hasta deserción escolar y por ende el fracaso  educativo de muchos alumnos.

El hemisferio derecho es el de la creatividad, el de la poesía, el de la música, el de la pintura, el del arte en general, pero no se debe hacer hincapié en cada hemisferio por separado, pues hay que tener en cuenta la interconexión y aprovechar este hermoso regalo que nos ha brindado la naturaleza. 

Por eso pienso que a los niños en las escuelas deberían enseñarles el amor por la música, brindarles la opción de aprender a tocar un instrumento musical, de enseñarles “ese otro idioma de la música”.

Deberían enseñarles teatro, este ayuda a las personas que tienen tendencia introvertida, que son tímidas a expresar mejor lo que sienten, incluso a exponer en clase una determinada área, les enseña mejor el arte de hablar en público, de desarrollar potencialidades en ellos escondidas.

También debería enseñárseles desde muy temprana edad a meditar, a conocerse a si mismos, a encontrar en si mismos sus potencialidades, sus aptitudes, sus vocaciones. De esta forma enseñarles a amarse a si mismos, que aunque parezca extraño, se les enseña muy poco y como todos sabemos, para amar a otros debemos amarnos a nosotros mismos.

Deberían enseñarles pintura, pero a desarrollarla libremente, a plasmar en las hojas en blanco, libremente y sin restricción lo que sienten, los colores que les salgan del alma, darles libertad para expresar a través de la pintura lo que ellos quieran reflejar y por qué no, también la parte teórica, pero sin dejar de permitir que ellos fluyan.

De igual forma, enseñarles a desarrollar su personalidad a través del elogio,  enseñárseles a elogiarse en público, por qué no, si son buenos en algo, se destacan en algo, por qué no decir, “que bien lo hago”, “que bueno soy en esto”, sin temor a ser tildado o señalado de engreído.

Enseñarles, quizás a través de juegos que son seres de luz, llenos de paz, de amor, de armonía, de energía.

Pienso que no deben ser influenciados acerca de religión alguna, sino esperar que se instruyan, que lean acerca de diversas corrientes de pensamiento y que sean ellos mismos, cuando tengan capacidad de discernimiento, los que escojan en qué creer o no, y por qué. O que crean como yo, en Díos a su manera, sin imposiciones de otros hombres en la tierra, de sus ideas, a través de sus instituciones de dominación, llámese iglesia, sino dejar que cada quien crea en lo que quiera y a su manera, pero ya sabemos que todo esto obedece a una serie de intereses que no es de esta temática mencionar. En fin, pienso que deberíamos desarrollar a esos seres puros, que son los niños, de una forma mas integral en donde además de desarrollar una educación formal, los hagamos seres mas felices y completos; hay toda una ventana de posibilidades para ellos, por qué no abrirla?.

Y tu…que piensas?

ZOE…