Cosas que ayudan


Habrá que convenir que en este mundo
quedan cosas pequeñas que merecen la pena:
una niña que ríe, café con sacarina,
un vasito de vino y aprenderme tu nombre.

Habrá que convenir que en este mundo
de noticias de muertos y niños guerrilleros
quedan cosas que importan como el hoyo pequeño
de tu boca al reírse o encontrar el tabaco.

Habrá que convenir que estamos solos,
más allá de que sientas que el mundo está tan lleno
que es una dura hazaña respirar y estar vivo
y aunque siempre me quede el sudor de tu cuerpo.

Habrá que convenir que en este mundo
basta aprender tu nombre para que cambie todo.

Rodolfo Serrano.

ZOE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: