Hay muchas formas de llorar….


Hay muchas formas de llorar, una, en la que te desahogas y si lo necesitas puedes hasta gritar.

Pero hay una forma de llorar que duele demasiado, tus labios comienzan a temblar y tus ojos comienzan a llenarse de lágrimas que caen rápidamente, sientes un nudo en la garganta y es como si no pudieras arrancar el dolor que tienes por dentro de tu alma, de tu cuerpo, sientes un dolor en el estómago, un dolor que te estremece por dentro, te privas, te falta el aire, intentas callar y no hacer ningún ruido, pero duele demasiado y se te escapa como un bramido, es un movimiento compulsivo, sientes que no puedes controlar el ritmo de tu respiración y esta se vuelve compulsiva, se desborda y tienes que inspirar entrecortadamente, hasta que logras liberar una espiración que es un total alivio.

Es un dolor repentino, algo que no esperabas, que asalta tu alma y estalla en este llanto, uno, creo, de los mas dolorosos que he sentido.

 

 

ZOE…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: