Carta.


Como un día soleado que estalla en lluvia estrepitante,

Así llegas de repente, desconsolante,

Con qué derecho te empeñas en arrebatar sueños, así sean los de antes,

Preguntaste acaso por los sentimientos, esos que son entrañables?

O acaso por las cosas por terminar? No sabes que son interminables?

O Por las palabras que por rutina, olvidé decir, por los besos,  por los abrazos que aun se quedan dentro de mi?

Por los planes aun sin cumplir,

Preguntaste si ya me quiero ir?, si mi misión ya llegó a su  fin?

Te has detenido a pensar en lo que voy a sentir, al verme tendida allí?

O lo que voy a extrañarles, en fin, llegas así a buscarme, en cualquier hora, en cualquier momento,

Cualquier día, será por eso mi apatía?

O quizás es locura mía, estarte reprochando así,

Pero es que pienso, que aún no comprendes, lo que tu paso deja por aquí,

Y lo que nos haces sentir,

Pero formas parte de la vida, eso ya lo comprendí,

Solo que para mirarte, la moneda hay que voltear, eso sí puedo argüir,

Pero que puedo decirte, si a veces no lo podemos ni presentir,

Tan solo decirte que espero, que para entonces me haya encontrado a mí,

Y en este mar de preguntas, ya ves que me extendí,

Y solo puedo concluir, que seguiré haciendo el esfuerzo, de con otros ojos mirar,

Esa fugaz y repentina visita que a todos nos sueles dar,

y como pájaros que deciden volar, mi alma, sin reparo ni acuerdo, te llevarás.

 

 

ZOE…

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: