Control mental.


 

 

Las Fuerzas Militares de los Estados Unidos de Norteamérica,   desarrollaron un programa de resistencia mental en el control del miedo o situaciones extremas, pues bien, a lo largo de un tiempo, he estado interesada, en libros que tratan estos temas, entre ellos encontré “El monje que vendió su ferrari”, entre otros, escrito por Robin S. Sharma y del cual aprendí que se debe ser positivo en la vida, hagamos lo que hagamos, estemos donde estemos, y logremos lo que logremos. Con un pensamiento positivo se puede lograr cualquier cosa y vencer cualquiera de los miedos. De igual forma, este método persigue controlar la mente en situaciones de tensión extrema, pienso  que aunque no nos movamos en este ambiente, muchas veces en nuestras vidas, atravesamos situaciones de tensión y ansiedad, desde presentar un examen hasta ir a una  una entrevista de trabajo entre otras por lo que consideré relevante compartir este método.

El método se basa en cuatro pasos: 

  • Establecer metas

  • Ensayar mentalmente

  • Tener pensamientos positivos

  • Activar el control.

 

  • Establecer Metas:

Se fusiona con la ayuda de los lóbulos frontales, son los responsables de la razón y la planificación. Concentrarse en metas específicas permite que el cerebro ponga en orden el caos y mantiene controlada la amígdala, “El centro emocional del cerebro”

 

  • Ensayo Mental: La Visualización.

Debe realizarse mentalmente y de manera continua, mientras se realiza cualquier actividad de manera que cuando llega el momento de realizarlo, este se desarrolla naturalmente. Por ejemplo, cuando vamos a presentar un examen, una prueba física o similar, debemos además de estudiar o entrenar, según el caso, repetir, constantemente: “Voy a lograrlo”, yo particularmente, ante situaciones de tensión, siempre me digo, repito, “Todo va a estar bien” o si es un situación que ha surgido eventualmente, también me repito: “Esto también pasará y seguidamente” “Todo va a estar bien”.

Si practicas primero en tu mente y luego haces un ensayo de lo que deberías hacer en momentos estresantes, cuando tengas que enfrentarte con esta situación en la realidad, será la segunda vez que lo hayas hecho frente a dicha dificultad, entonces, tendrás una reacción de menor angustia.

 

  • Tener pensamientos positivos.

Animarse ayuda a enfocar los pensamientos. El promedio de palabras que una persona se dice a si misma, va desde 300 a 1000 palabras por minuto. Si estas palabras son positivas en vez de negativas, “Puedo hacerlo” en lugar de “No puedo”, ayudaría al cerebro a hacer caso omiso a las señales de pánico que emitiría la amígdala.

 

  • Activar el Control:

Se centra en la respiración. Cuando conscientemente se respira lentamente, logramos combatir los efectos que produce el pánico.

ZOE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: