Todos tienen un propósito en tu vida…


Todas las personas que llegan a tu vida, todas sin excepción, llegan con un propósito, esto lo afirmo, no por haberlo leído o escuchado, lo digo porque lo he comprobado a través de mi experiencia, todas llegan con un designio, desde el mas insignificante, hasta el mas trascendente; te pueden enseñar como desmaquillarte, con que dedo extender una crema para que tu piel no sufra mayores incidencias, hasta hacerte salir de un shock emocional; también pueden servirte para tomar una decisión que te había tomado meses, para hacerte salir de un grave error, otros vienen a tu vida para decirte cosas profundas y fuertes;  también los hay de los que vienen a hacerte ver con mucha dulzura algo que tienes frente a tus narices, revoloteando cual mariposas  y que aún no podías ver. Hay de  los que te inclinan a hacer cosas que quizás si no los hubieras conocido, jamás lo habrías hecho, como por ejemplo, entrar en un chat, de un país muy lejano al tuyo; otras parecieran tienen la misión de ser tus eternos jueces, aún sin ser abogados, siempre están dictándole sentencia definitivamente firme a tus actos, sin derecho por supuesto a apelación alguna, según su veredicto final, ellas aunque obstinadas y rudas, también tienen algo que dejarte, en forma brusca y obcecada, pero con la mejor de las intenciones. Hay de los que te muestran la fragilidad del espíritu humano, pero también la fortaleza, entereza y lucha hasta el final por la vida; los que te muestran que aún perdiéndolo todo, hasta sus seres mas queridos, hay que continuar. Pero sea cual sea el propósito,  tengo la absoluta certeza,  que para bien o para mal, todas las personas dejaran una impronta en tu vida; ya que a lo largo de tu paso por esta, van llegando  a ti, para demostrarte lo que debes aprender, lo que debes hacer en sucesivas relaciones, quizás te ayuden a superar ese camino que llamamos vida,  a atravesar una dificultad o para ser tu guía y soporte, ya sea tanto físico, mental o espiritual, pues se convierten a veces en especies de cursos,  ya que su paso por tu vida tiene un período y una materia en específico, la cual tenías irremediablemente  que aprender, es  imperativo que lo hagas  y no importa la edad que tengas para cursarlo, tienes por mandato que aprenderlo y aprehenderlo y debes aprobarlo  para continuar por el camino.

Algunas de estas personas llegan a cumplir ese propósito y se marchan, otras perduran en tu camino, se quedan allí y quizás luego tu les sirvas de soporte, pero ya han cumplido su cometido contigo, en tu vida.

Cada persona que pasa por nuestra vida es única.
Siempre deja un poco de sí
y se lleva un poco de nosotros.
Habrá los que se llevarán mucho,
pero no habrá de los que no nos dejarán nada.
Esta es la prueba evidente de que dos almas
no se encuentran por casualidad.

Jorge Luís Borges.

 

ZOE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: